No pienso dejar que me hundas, me considero mujer luchadora, siempre en la vida he buscado caminos paralelos por donde salir ante los problemas, y los he superado.

Tengo un camino duro y costoso, pero bonito y muy valioso, es el camino de la adopción, es ser madre, y creo que cuando alguien lo ha deseado con tanto empeño, corazón y amor, y tiene a su pequeño en casa, no se entiende de fronteras, genes, ni historias, solo el empezar una nueva vida, una nueva etapa, luchando para que ese niño se encuentre lo mejor posible y nos complementemos todos en casa y como cualquier familia, lograr una estabilidad familiar y disfrutar de la vida.

Dideme la  Serenidad para alas cosas que no puedo cambiar … Valor para cambiar aquellas que puedo y Sabiduría para reconocer la diferencia…

Un beso para todas, y espero poder ayudar a las personas que lo necesiten como me han ayudado a mi