AEMPS.Análogos de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) y riesgo de depresión

Algunos datos sugieren que el uso de análogos de GnRH se asocia con un incremento de riesgo de depresión, la cual puede ser grave. Se actualizarán las fichas técnicas y prospectos de estos medicamentos en Europa.

Tras el informe de un estudio en Japón en el que describían casos de depresión, incluyendo suicidio, en mujeres con endometriosis tratadas con análogos de GnRH1, el titular de la autorización de comercialización de leuprorelina llevó a cabo un estudio epidemiológico con la base de datos GPRD (General Practitioner Research Database). Este estudio mostró un incremento de riesgo de nuevos casos de depresión en pacientes de endometriosis y cáncer de próstata y un incremento de riesgo de comportamiento suicida en pacientes de cáncer de próstata tratados con análogos de GnRH.

Por este motivo, las agencias de medicamentos nacionales de la Unión Europea decidieron evaluar detalladamente la nueva evidencia disponible a este respecto, teniendo en cuenta el riesgo de este tipo de alteraciones en los pacientes con cáncer de próstata u otras alteraciones que constituyen las indicaciones de los análogos de GnRH. Por otra parte, es conocido que los pacientes de cáncer de próstata tratados con análogos de GnRH tienen mayor riesgo de desarrollar depresión o de empeoramiento de una depresión preexistente. Además, también existe un riesgo potencial de cambios de comportamiento y depresión en mujeres tratadas con análogos de GnRH para condiciones no neoplásicas hormono-dependientes.

Los principios activos incluidos en esta revisión han sido: buserelina, goserelina, histrelina, leuprorelina, nafarelina y triptorelina.

Los datos evaluados en esta revisión son los procedentes del estudio llevado a cabo con la base de datos GPRD y los de una evaluación previa de la seguridad de leuprorelina basada en datos publicados2-11, así como los procedentes de notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas.

Los resultados del estudio realizado con la base de datos GPRD mostraron una tasa de nuevos casos de depresión de 1 a 10 casos por 100 pacientes-año en hombres y mujeres tratados con análogos de GnRH.

En las pacientes con endometriosis tratadas con análogos de GnRH se observó un incremento de riesgo de aproximadamente el 50% (RR 1,46; IC 95%: 1,12-1,89), aunque el riesgo observado se solapa con el obtenido en pacientes no expuestas (RR 1,38; IC 95%: 1,29-1,48).

En este mismo estudio, para los pacientes con cáncer de próstata se obtuvo un RR de nuevos casos de depresión de 1,97 (IC 95%: 1,86-2,10), superior al incremento de riesgo asociado al cáncer de próstata en sí mismo (RR 1,45; IC 95%: 1,35-1,55). Se observó un incremento de riesgo de comportamiento suicida en estos pacientes tratados con análogos de GnRH, aunque el número reducido de casos y el carácter retrospectivo y observacional de este estudio, hacen que estos resultados deban interpretarse con cautela.

La revisión de los artículos publicados2-12 y de los casos procedentes de notificación espontánea muestran que la depresión y los cambios de comportamiento son riesgos conocidos relacionados con la reducción de los niveles de estrógenos/testosterona durante el tratamiento con análogos de GnRH.

La conclusión de esta revisión ha sido que el riesgo de depresión y cambios de comportamiento debe incluirse de forma consistente en las fichas técnicas de estos medicamentos. Las fichas técnicas y prospectos se actualizarán para incluir advertencias sobre el riesgo de depresión, que puede ser grave, así como sobre la necesidad de informar al paciente y establecer el tratamiento oportuno en caso necesario. Los cambios de comportamiento y depresión se incluirán en la sección de reacciones adversas.

Referencias:

  • Japan Endometriosis Association publishes third national study. April 2007; available under: http://endometriosis.org/news/support-awareness/japan-endometriosis-association-announces-significantly-adverse-effects-of-gnrh-use/
  • Cherrier MM, Aubin S, Higano CS. Cognitive and mood changes in men undergoing intermittent combined androgen blockade for non-metastatic prostate cancer. Psychooncology. 2009; 18: 237-247.
  • Shahinian VB, Kuo YF, Freeman JL, Goodwin JS. Risk of the “androgen deprivation syndrome” in men receiving androgen deprivation for prostate cancer. Arch Intern Med. 2006; 166: 465-471.
  • Schmidt PJ, Berlin KL, Danaceau MA, Neeren A, Haq NA, Roca CA, Rubinow DR. The effects of pharmacologically induced hypogonadism on mood in healthy men. Arch Gen Psychiatry. 2004; 61: 997-1004.
  • Rosenblatt DE, Mellow A. Depression during hormonal treatment of prostate cancer. J Am Board Fam Pract. 1995; 8: 317-320.
  • Sepulcri Rde P, do Amaral VF. Depressive symptoms, anxiety, and quality of life in women with pelvic endometriosis. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2009; 142: 53-56.
  • Steingold KA, Cedars M, Lu JK, Randle D, Judd HL, Meldrum DR. Treatment of endometriosis with a long-acting gonadotropin-releasing hormone agonist. Obstet Gynecol. 1987; 69: 403-411.
  • Warnock JK, Bundren JC. Anxiety and mood disorders associated with gonadotropin-releasing hormone agonist therapy. Psychopharmacol Bull. 1997; 33: 311-316.
  • Bloch M, Azem F, Aharonov I, Ben Avi I, Yagil Y, Schreiber S, Amit A, Weizman A. GnRH-agonist induced depressive and anxiety symptoms during in vitro fertilization-embryo transfer cycles. Fertil Steril. 2011; 95: 307-309.
  • Friedman AJ, Hoffman DI, Comite F, Browneller RW, Miller JD. Treatment of leiomyomata uteri with leuprolide acetate depot: a double-blind, placebo-controlled, multicenter study. The Leuprolide Study Group. Obstet Gynecol. 1991; 77: 720-725.
  • Toren P, Dor J, Mester R, Mozes T, Blumensohn R, Rehavi M, Weizman A. Depression in women treated with a gonadotropin-releasing hormone agonist. Biol Psychiatry. 1996; 39: 378-82.

FUENTE

FIJAROS BIEN QUE EN JAPON SABIAN ESTOS DATOS DESDE 2007 Y QUE LLEGA A ESPAÑA EN 2014.

LA SUERTE DE LAS MUJERES JAPONESAS, SU PAIS MIRAN POR ELLA, EN ESPAÑA NO.

Endometriosis Association de Japón publica tercer estudio nacional

04 2007

La Asociación de Endometriosis japonesa ha anunciado los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de la endometriosis que muestran efectos emocionales negativos de la GnRH análogos cuando se utiliza en la endometriosis

Logo from JEMALa Asociación Japonesa de la endometriosis (JEMA), fundada en 1994, lleva a cabo una encuesta nacional de la endometriosis, cada cinco años.

Sus datos de 2006 (n = 668) muestra que el 28% de los encuestados sufren depresión durante el uso de GnRH-a, con el 16% que tiene pensamientos suicidas, y el 2% en realidad un intento de suicidio.

JEMA menudo ha tenido reuniones con e hizo peticiones al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar (MHLW) en los últimos años, y ha fortalecido sus vínculos políticos. Se ha pedido reiteradamente que el aumento del uso del tratamiento médico estándar global en Japón, incluyendo la píldora de baja dosis de anticonceptivos, la promoción de la cirugía laparoscópica para el diagnóstico, y una reducción en el uso empírico de GnRH-a causa de los efectos secundarios reportados anteriormente .

La píldora anticonceptiva de baja dosis no fue aprobada hasta septiembre de 1999 en Japón. Sin embargo, su uso no se ha extendido debido MDs dude en recetar píldoras sin cobertura de seguro, y con la falta de conocimientos y experiencias que no recomendaría a los pacientes. Y así, desde el otoño de 2002, JEMA ha estado involucrado en el proyecto para el que solicita la cobertura de seguro de salud para la endometriosis.

Más recientemente JEMA ha traducido la Directriz ESHRE para el diagnóstico y tratamiento de la endometriosis en japonés. La guía se revisa anualmente, por un panel internacional de expertos, de acuerdo con principios basados ​​en la evidencia.

JEMA ha estado educando a las mujeres con endometriosis y trabajar con profesionales de la salud en Japón durante los últimos 13 años. Publica una revista electrónico boletín semestral y semi-mensual.

Masumi Inui, Representante Ejecutivo del JEMA, es un autor de libros sobre la endometriosis y el escritor / editor de publicaciones JEMA, y ella es un orador invitado ocasional de reuniones médicas o programas de televisión como un especialista reconocido de la endometriosis.

FUENTE

RIESGOS DEL VISANNETTE (DIENOGEST) Y JASMIN( DROSPIRENONA). EL MINISTERIO DE SANIDAD HA SIDO INFORMADO DE ESTOS PELIGROS PARA LA SALUD

NO SON RECORTES…EL MINISTERIO DE SANIDAD APOYA A LAS FARMACEÚTICAS, OBVIANDO LA REALIDAD DE ESTOS RIESGOS Y SUPRIMEN LAS ANTICONCEPTIVAS DE TERCERA Y CUARTA GENERACIÓN DE SU FINANCIACIÓN!!!
ESTA NOTICIA ES DE ENERO DEL 2013
ESTA DE JULIO DEL 2013…COMO PODEMOS COMPROBAR, EL MINISTERIO DE SANIDAD SE DESMARCA DE FINANCIAR LA DROSPIRENONA Y LOS TRATAMIENTOS DE CUARTA GENERACION,PERO NO DA EXPLICACIONES Y DICE QUE POR MOTIVOS ECONÓMICOS.
DEJANDO A LAS MUJERES A MERCED DE LA INDUSTRIA FARMACEÚTICA Y DE PROFESIONALES SIN ESCRÚPULOS. EL VISANNETTE VALE CASI 60 EUROS/MES.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/07/09/actualidad/1373402261_364374.HTML

ADAEC SE HACE ECO DE LA RETIRADA Y DENUNCIA AL MINISTERIO DE SANIDAD POR SU APOYO A LA INDUSTRIA FARMACEUTICA Y NO A LAS MUJERES.CONFESANDO LA REALIDAD IGUAL QUE LO HA HECHO FRANCIA.
LAS DISTINTAS GENERACIONES DE LA PÍLDORA ANTICONCEPTIVAS.
VISANETTE TIENE CUATRO VECES MÁS EFECTOS SECUNDARIOS

NO A LOS DE CUARTA GENERACION….TIENE CUATRO VECES MAS EFECTOS SECUNDARIOS Y RIESGO DE TROMBOS.

De cuarta generacion drospirenona y dienogest!!!!!……http://www.uccuyo.edu.ar/files/CIMED/drospirenona%20boletin7.pdf

PROSTAGENOS

http://www.igba.com.ar/imagenes/cursos/Curso_Junin/ModuloACO/ACO_Progestagenos.pdf

¿Ha habido otras demandas anteriores contra laboratorios por este asunto?

– Ya en 2002 las agencias europeas de regulación expresaron sus cautelas respecto a trombosis venosas producidas por contraceptivos de cuarta generación (Yasmin, condrospirenona) tras la muerte de una chica de 17 años. También en Estados Unidos han sido múltiples las demandas contra Bayer alegando que YasminYasminelle aumentan el riesgo de trombosis también arteriales que acaban en graves infartos y accidentes cerebrovasculares.

Estudios epidemiológicos han revelado el aumento de riesgo de accidente vascular

En 2010 también hubo demandas masivas en Canadá contra Bayer por el riesgo de infartos e ictus asociados a estos mismos compuestos. Se han erigido como acción legal masiva (acción de clase) y la audiencia del proceso canadiense empezará el 28 de enero de 2013.

http://www.aceprensa.com/articles/demandas-contraceptivos-orales-por-efectos-vasculares-graves/
El Ministerio de Sanidad en España sige apoyando a las Farmaceuticas y desde ADAEC denunciandolo con inform
acion y datos.

DATOS OCULTOS DE ENSAYOS CLÍNICOS SOBRE EL LUPRON

Por veinticinco años Lynne Millican ha sido promover el conocimiento de, y tratar de impulsar las investigaciones sobre los problemas graves asociados con la droga Lupron.

____________________________________

En 1989, recibí una receta para el medicamento Lupron de un hospital de Boston de renombre mundial para el tratamiento de la endometriosis y la infertilidad. Dado el prestigio de la institución, y la confianza que tenía en mi médico, cuando me dijeron que Lupron había sido utilizado con seguridad en todo el mundo, no tenía ninguna razón para dudar de lo que he oído.

Poco después de que empecé a tomar la droga, experimenté síntomas preocupantes, incluyendo los sofocos, insomnio, dolor de huesos, problemas gastrointestinales y dolores de cabeza, entre otros.Comencé a cuestionar mi tratamiento, y comencé a fregar las bibliotecas médicas y documentos de la FDA para obtener información para explicar los efectos adversos que estaba experimentando.

Después de años de investigación, que tenía buenas razones para creer que el uso de Lupron para endometriosis se basó en datos de ensayos clínicos fraudulentos. En 1995, identifiqué “cifras manipuladas” en un estudio realizado por un investigador Lupron líder, quien más tarde se descubrió que “fabricado y falseado los datos” en otros cuatro estudios Lupron.

Durante los últimos veinticinco años, he escrito numerosas cartas a la FDA, testificó ante el Congreso, solicitó a los grupos de protección al consumidor, y acosado los medios de comunicación en un intento perpetuo para provocar la conciencia sobre, y la investigación, de Lupron. Si bien ha habido una cierta atención de los medios sobre los riesgos de Lupron, ningún organismo ha reconocido o abordado datos de los ensayos de Lupron cuestionables clínicos, las lesiones iatrogénicas acumulan entre aquellos que han utilizado Lupron, o la marginación de las víctimas Lupron. Los mensajes de correo electrónico a mi sitio web,Lupron Víctimas Hub, de víctimas que necesitan ayuda son profundamente inquietante y desgarradora; tantas vidas jóvenes y de mediana edad (y familias) devastadas. Desde 2009, miles de personas han estado expresando quejas graves e incapacitantes en condiciones y / o después de Lupron, y del mismo modo han solicitado al Congreso una investigación, sin ningún resultado.

Al acudir a los tribunales de justicia y alivio, la primera Lupron víctima / demandante para que sea a juicio (Karin Klein v. TAP / Abbott, 2011) se encontró con una desconcertante variedad de perjurio por expertos médicos de los acusados ​​y el silenciamiento simultáneo y la prevención de experto médico del demandante para presentar hechos. TAP / perito médico de Abbott declaró, bajo juramento, que era “biológicamente imposible Lupron para afectar a la glándula tiroides,” a pesar de una amplia evidencia publicada en contrario. Después de haber sido dado información inexacta, el jurado falló en contra de personas con discapacidad demandante, un muchacho de diecisiete años de edad que desarrolló (entre otros problemas) un trastorno de la tiroides después de Lupron. La apelación del demandante Noveno Circuito y la Corte Suprema de Estados Unidos cayó en oídos sordos, sin duda disuadir futuros litigios Lupron.

Durante el juicio, el perito médico de Klein, cirujano endometriosis mundialmente conocido Dr. David Redwine, tenía acceso a las miles de páginas de TAP / datos en bruto de Abbott del Lupron endometriosis ensayos clínicos. Dr. Redwine encontró que “el 62,5% de los pacientes no había recuperado los niveles de estrógeno de referencia en un año después de dejar de Lupron” identificar “evidencia definitiva de daño a largo plazo a la función ovárica.” A pesar de estos datos dañino de los ensayos clínicos, el fabricante del Lupron afirma en su etiqueta que la baja de estrógeno inducida Lupron-es “totalmente reversible al suspender el tratamiento”. Los datos en bruto correspondiente está ahora bajo un sello de la corte federal.

En octubre de 2011 el Dr. Redwine proporcionó la FDA con una de 300 páginas Lupron Examen alertar a los datos ocultos y los resultados fraudulentos que no se dieron a conocer a la FDA (o consumidores) en (o desde) la aprobación de Lupron 1990 para el tratamiento del dolor en la endometriosis. El 2013 la respuesta de la FDA, que llegó a la conclusión de que no era necesaria la acción reguladora, no pudo siquiera mencionar los datos ocultos y los resultados fraudulentos.

Recientemente he escrito varias mociones en nombre de otra víctima Lupron que representa a sí misma en la corte porque su abogado se retiró y ella ha sido incapaz de encontrar asistencia legal adecuada. Estas mociones piden al tribunal para quitar el sello de los datos del ensayo clínico de la endometriosis (originalmente propiedad de TAP / Abbott y ahora propiedad de Abbvie). El juez ha tomado estas propuestas bajo consideración. El intento explícito por TAP / Abbott / Abbvie para mantener su secreto de los datos de ensayos clínicos (y bajo el sello de la corte) sugiere que la empresa tiene algo que ocultar.

Es inconcebible e inaceptable, de que cualquier víctima Lupron discapacitados como a mí mismotendría que invertir veinticinco años para hacer los “guardianes de la seguridad pública” -los de la FDA, los legisladores, el Congreso, los tribunales y la protección del consumidor grupos hacen su trabajo . Cuando la FDA se niega a investigar la evidencia de los datos fraudulentos, cuando los legisladores y el Congreso no actúan, donde uno va, y cuando el Tribunal Supremo se niega a abordar el perjurio y la negación del derecho a un juicio justo, ¿qué se puede hacer?

Debe haber un ejército de expertos jurídicos y médicos que exploran y exponen la pesadilla que es Lupron. Cuando cada nuevo contacto conmigo víctima Lupron de ayuda, lo que debo decirles?

_______________________________________________

Lynne Millican era una unidad de admisión carrera, enfermera psiquiátrica hasta inhabilitado físicamente por Lupron. Actualmente, se desempeña como un recurso para, y (como puede) aboga en nombre de las víctimas Lupron a través de su página web.

FUENTE

LOS VIOLADORES TIENEN MAS DERECHOS QUE LAS ENFERMAS.LOS MISMOS FARMACOS PARA ENDOMETRIOSIS Y VIOLADORES

 

Es escandoloso que haya un debate etico , sobre el uso de estos farmacos a violadores , por sus efectos secundartios y que a las enfermas de endometriosis, se nos aplique sin etica ni debate alguno.Es mas en la mayoria de los casos sin explicarnos los efectos secundarios de los mismos.En los ultimos enlaces lo podeis comprobar.

 

LOS VIOLADORES TIENEN MAS DERECHOS E INFORMACION QUE NOSOTRAS.EFECTOS SECUNDARIOS

 

“Los efectos secundarios incluyen además aumento del apetito, aumento de peso de quince a veinte libras, fatiga, depresión mental, la hiperglucemia, impotencia, semen anormal, disminución del volumen eyaculatorio, insomnio, pesadillas, disnea (dificultad para respirar), oleadas de calor y frío, pérdida de vello corporal , náuseas, calambres en las piernas, la función de la vesícula biliar irregular, diverticulitis, un empeoramiento de la migraña, hipogonadismo, elevación de la presión arterial, hipertensión, flebitis, secuelas diabética, la trombosis (que conduce a un ataque al corazón), y la contracción de la próstata y de los vasos seminales” 10 10 Por tanto el tratamiento farmacológico para ser utilizado en lugar del encarcelamiento tendrá que prever los riesgos significativos para la salud del acusado. El fármaco no debe ser experimental y debe ser habitualmente prescrito por la comunidad médica para este uso. Además, de ser utilizado en conjunto con psicoterapia adecuada.

FUENTE

 

Las intervenciones farmacológicas con macho adulto Delincuentes Sexuales
Aprobada por el Consejo Ejecutivo ATSA de Administración el 30 de agosto 2012

Descargar en formato PDF

Introducción

El tratamiento de las conductas infractoras sexuales es compleja e involucra a múltiples etiologías, la reducción del riesgo individualizado y las necesidades de gestión de riesgos, y biopsicosocial heterogénea, interpersonal, y los factores legales. Los médicos y los investigadores han intentado identificar los enfoques que prometen el mayor éxito en el tratamiento de estos comportamientos. Los resultados de un meta-análisis de examinar la eficacia de diversas intervenciones de tratamiento para delincuentes sexuales adultos indicaron que, cuando se utiliza en combinación con otros métodos de tratamiento, las intervenciones biológicas como los tratamientos hormonales de testosterona para bajar pueden estar relacionados con una mayor reducción en la reincidencia de algunos delincuentes que la uso de tratamientos psicosociales solos (Losel y Schmucker, 2005). Otros datos, se describen a continuación, sugieren que los medicamentos psicotrópicos no hormonales también pueden ser complementos eficaces de las intervenciones terapéuticas estándar para los delincuentes sexuales también.

Este documento está diseñado para proporcionar una visión general de los temas clave relacionados con el uso de agentes hormonales y no hormonales para reducir o inhibir la excitación sexual y la reincidencia en algunos delincuentes sexuales. [I] Mecanismo de acción, los resultados esperados de la administración de medicamentos, los efectos secundarios, las consideraciones éticas, y la evidencia empírica respecto a la eficacia de las intervenciones farmacológicas se resaltarán. Cabe señalar que las intervenciones farmacológicas no se utilizan típicamente para todos los delincuentes sexuales, pero a menudo se aplican a aquellos con parafilias o patrones-tipificación específica de la excitación sexual, que podría ser alterada mediante el uso de este tipo de intervenciones. Además, este tipo de intervenciones deben integrarse en un programa de tratamiento integral que aborda otros factores de riesgo estáticas y dinámicas que contribuyen a la delincuencia sexual.

Agentes hormonales para la gestión y conductas sexualmente abusivas y parafílicos

Un número de agentes hormonales se han introducido como tratamientos farmacológicos para reducir la testosterona y el deseo sexual en las personas con parafilias y / o que han participado en conductas sexualmente abusivas.

Los principales ejemplos incluyen:

-Acetato de medroxiprogesterona

Depo Provera

-Acetato de leuprolide

GINECRIN DEPOT 3.75 mg (ABBOTT CIENTIFICA)

PROCRIN VIAL: 2.8 mL (ABBOTT)

PROCRIN DEPOT: 7.5 mg/vial (ABBOTT)

PROCRIN 22.5 mg/vial (ABBOTT)

– Acetato de ciproterona

 ACETATO DE CIPROTERONA/ETINILESTRADIOL GINESERVICE Comp. recub. 2/0,035 mg

 ACETATO DE CIPROTERONA/ETINILESTRADIOL SANDOZ EFG Comp. recub. con película 0,035 mg/2,0 mg

 ANDROCUR Comp. 50 mg

 CLIMEN Comp. recub. 2/1 mg

DIALIDER Comp. recub. con película 0,035/2 mg DIANE 35 Comp. recub

 DIANE 35 Comp. recub. 0,035/2 mg

 DIANE 35 DIARIO Comp. recub. 0,035/2 mg

GYNEPLEN Comp. recub. 2 mg/0,035 mg

 

-Análogo de la hormona liberadora de gonadotropina.

ACETATO DE LEUPRORELÍNA

TRIPTORELINA

GOSERELINA

 

Antagonistas hormonales

Degarelix

 

Algunas investigaciones sugieren que los delincuentes tratados con antiandrógenos, en comparación con aquellos que no han recibido dicho tratamiento, tienen menores tasas de reincidencia sexual detectados, así como la disminución de la excitación sexual en respuesta a la ofensa específicos estímulos por auto-informe y pruebas fisiológicas (por ejemplo, Maletzky, Tolan, y McFarland, 2006; véase también Briken y Kafka, 2007). Sin embargo, también hay pruebas de que los delincuentes tratados con agentes hormonales solos muestran tasas similares de reincidencia sexual después de un curso estándar de la farmacoterapia y seguimiento que sus homólogos no tratados hormonalmente (por ejemplo, Maletzky, 1991; McConaghy, Blaszczynski, y Kidson, 1,988). En total, los estudios de control bien diseñados faltan, y se necesita más investigación empírica rigurosa en esta área.
El uso de antiandrógenos lleva connotaciones negativas y punitivas (es decir, vinculado con la idea de “castración”), y agentes de testosterona para bajar tener efectos secundarios médicos importantes (por ejemplo, la ampliación del pecho o hinchazón, aumento de peso, coágulos de sangre, depresión, cálculos biliares, diabetes mellitus, osteoporosis, sofocos). Como resultado, los individuos pueden ser propensos a rechazar tales tratamientos, o para demostrar más tarde incumplimiento después de que aceptaron inicialmente un régimen de tratamiento.
Los datos de los resultados limitados en todos los agentes de testosterona para bajar hacen recomendaciones terapéuticas definitivas prematuro. Debido a los efectos secundarios significativos, la prescripción de estos medicamentos debe limitarse a parafílicos pacientes y los delincuentes sexuales con un riesgo al menos moderado o alto de práctica en los delitos sexuales. Además, debido a otras causas y factores de riesgo están presentes, el uso de agentes hormonales se debe combinar con las prácticas de psicoterapia apoyados empíricamente (Briken, Hill, y Berner, 2003).
Agentes no hormonales para el manejo de conductas sexualmente abusivas y parafílicos

 

Los estudios de los delincuentes sexuales, los hombres con parafilias, y aquellos con expresiones no parafílicas de ‘hipersexualidad’ sugieren que los trastornos del estado de ánimo (trastorno distímico, depresión mayor y trastornos del espectro bipolar), ciertos trastornos de ansiedad (trastorno de ansiedad sobre todo social y la infancia de aparición post-traumático trastorno de estrés), trastornos de abuso de sustancias psicoactivas (especialmente el abuso del alcohol), déficit de atención / hiperactividad (TDAH), y las condiciones neuropsicológicas (por ejemplo, la esquizofrenia, el síndrome de Asperger y lesión en la cabeza) pueden ocurrir con más frecuencia de lo esperado en los hombres sexualmente impulsivas, incluyendo sexual delincuentes (por ejemplo, Kafka, 1,994, 1,998, y 2,002).
Tratamientos farmacológicos eficaces Empíricamente establecidos para los trastornos del estado de ánimo, ADHD y la impulsividad están bien documentados. Estas condiciones afectan prefrontal / función ejecutiva frontal orbital y se asocian con la impulsividad; por lo tanto, mejora de tales condiciones ciertamente podría afectar, si no mejorar notablemente, la propensión a ser sexualmente impulsivo.
Aunque existe mucha evidencia que demuestra la eficacia de estos tratamientos para otros trastornos del Eje I, pocos estudios empíricos han examinado el papel de estas intervenciones en la reducción de la excitación sexual o la agresión sexual. Un estudio retrospectivo informó una reducción significativa en la actividad paraphilic entre los participantes (Kraus, Strom, Hill, et al., 2007), todos los cuales habían recibido selectiva de serotonina inhibidor de la recaptación (ISRS) medicamentos y psicoterapia.
Literatura que apoya el uso prescriptivo de los estabilizadores del estado de ánimo tales como anticonvulsivos límbicas y neurolépticos atípicos para los delincuentes sexuales es insuficiente. También ha habido informes de casos esporádicos de uso prescriptivo de la naltrexona para adultos con “el comportamiento sexual compulsivo” (Raymond, Grant, Kim, y Coleman, 2002).
A pesar de estar allí no hay tratamientos controlados con placebo, doble ciego de la eficacia de los ISRS para el tratamiento de los delincuentes sexuales, se han reportado tales medicaciones como los agentes más comúnmente recetados para los delincuentes sexuales (es decir, el 50,3% de la comunidad y el 55,3% de las viviendas programas en los Estados Unidos, y el 47,4% de la comunidad y el 75% de los programas residenciales en Canadá, el tratamiento de los delincuentes sexuales adultos masculinos prescriben clientes tales medicamentos), al menos en los Estados Unidos y Canadá (McGrath, Cummings, Burchard, Zeoli, y Ellerby , 2010).
Como es el caso con agentes hormonales, el uso prescriptivo de agentes farmacológicos no hormonales para el tratamiento de los delincuentes sexuales no aborden todas las etiologías y factores de riesgo y por lo tanto debe ser combinado con psicoterapia específica a los delincuentes sexuales.
Consideraciones éticas

Apoyo a la investigación de la eficacia de los tratamientos farmacológicos, tales como agentes de testosterona-reducción se mezcla. Sin datos claros sobre la eficacia de estos tratamientos, los proveedores deben asegurarse de equilibrar los riesgos de este tipo de intervenciones con los beneficios potenciales del tratamiento.
Medicamentos disponibles para la terapia antiandrógeno a menudo causan efectos secundarios negativos significativos para los hombres que toman ellos, incluyendo los cambios metabólicos, fatiga, problemas gastrointestinales, problemas cardiovasculares, pérdida de masa ósea y dolores de cabeza (Giltay y Gooren, 2009).

Además de estos efectos sistémicos que pueden comprometer la salud de un delincuente, estos medicamentos pueden contribuir, además, a un aumento de la depresión y la inestabilidad del estado de ánimo, que se han identificado como posibles factores de riesgo dinámicos para la realidad aumentar el riesgo de reincidencia sexual (por ejemplo, Hanson y Harris, 2000) . Del mismo modo, la reducción del impulso sexual puede contribuir a las dificultades para formar relaciones íntimas sanas, y estos sistemas de apoyo puede ser necesario para mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de continuación de la violencia sexual. Mientras que el uso de otros agentes no hormonales, puede producir efectos secundarios menos aversivos que las asociadas con agentes hormonales, los efectos secundarios son todavía una preocupación y pueden afectar la decisión de utilizar este tipo de intervenciones.
El acceso a estas formas específicas de tratamiento puede ser limitado para algunos delincuentes, ya sea por costo o la disponibilidad de profesionales médicos calificados, con experiencia en el uso de este tipo de medicamentos, sobre todo en los individuos con parafilias o comportamientos sexuales problemáticos. Siempre que sea posible, los médicos deben ser incluidos como parte del equipo de tratamiento.
Como se señaló anteriormente, debido a los efectos secundarios desagradables y otras quejas, a menudo hay problemas de cumplimiento entre los seleccionados para tomar medicamentos antiandrógenos. No sólo deben los proveedores de considerar negativa la medicación, sino también el posible uso de esteroides anabólicos obtenidos ilegalmente u otros agentes hormonales para contrarrestar la reducción de los andrógenos o el uso de citrato de sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis), u otros medicamentos similares para aumentar la respuesta sexual. Además, los proveedores pueden ser presionados para administrar tales medicamentos involuntariamente, añadiendo conflictos legales y éticos para la prescripción de los médicos y sus clientes.
Los beneficios y riesgos potenciales de muchos medicamentos antiandrógenos como el acetato de medroxiprogesterona no han sido evaluadas por la Administración Federal de Drogas de Estados Unidos como tratamiento para los hombres adultos o como tratamiento para el control de la conducta sexual. Por lo tanto, el impacto inmediato ya largo plazo de estos medicamentos sobre los delincuentes sexuales masculinos adultos no ha sido probado a fondo y sigue siendo desconocido. Y en algunas jurisdicciones o agencias, el uso fuera de las indicaciones de las intervenciones farmacológicas está totalmente desaconsejado. Las compañías de seguros pueden ser menos propensos a reembolsarle el uso de medicamentos fuera de etiqueta, así, lo que aumenta el costo de cumplimiento del tratamiento.
El uso de medicamentos antiandrógenos para reducir el deseo sexual y por lo tanto el comportamiento sexual podría ser clasificado como una forma de contención química, una práctica que se utiliza generalmente para describir los esfuerzos para sedar o restringir las libertades de los pacientes psiquiátricos. Sin embargo, esta definición podría ampliarse para incluir el uso de agentes hormonales específicas para restringir las libertades sexuales y comportamientos. El uso de este tipo de intervenciones químicas – particularmente involuntariamente – como formas de coerción Llevamos una connotación ética negativa y puede ser ilegal en algunas jurisdicciones. Además, en algunas agencias que involucran personas con discapacidades intelectuales y de desarrollo, las políticas existen que prohíben la limitación de las conductas y las libertades de las personas (que resultan como una reacción a los esfuerzos anteriores para esterilizar o controlar los comportamientos reproductivos de tales individuos por lo demás) sexuales, y la uso de tales medicamentos puede de hecho violar estas políticas.
Conclusiones

Una variedad de intervenciones farmacológicas, tanto hormonales como no hormonales, se utilizan con los delincuentes sexuales adultos, aunque se ha llevado a cabo la investigación empírica sólo limitada en cuanto al uso y la eficacia de estos medicamentos como estrategias preventivas para la agresión sexual continuada en delincuentes parafílicos. La evidencia preliminar sugiere que estos pueden ser intervenciones eficaces para reducir la excitación sexual parafílico y la delincuencia sexual asociada.
Cuando se utiliza la intervención farmacológica, los médicos deben ser incluidos como parte del equipo de tratamiento.
Los tratamientos farmacológicos no deben ser utilizados como ‘independiente’ intervenciones, y están muy bien combinado con otras modalidades de tratamiento terapéuticos, tratamientos basados ​​en el comportamiento cognitivo más comúnmente, además de las intervenciones basadas en la comunidad y supervisado libertad condicional o libertad condicional. Estos tratamientos son prometedores como un aspecto importante de la gestión de delincuente sexual.
Referencias

Briken, P., Hill, A., y Berner, W. (2003). Farmacoterapia de parafilias con agonistas de acción prolongada de la hormona luteinizante hormona liberadora: una revisión sistemática. Journal of Clinical Psychiatry. 64. 890-897.
Briken, P., y Kafka, M. P. (2007). Los tratamientos farmacológicos para los pacientes parafílicos y delincuentes sexuales. Opiniones actuales en Psiquiatría. 20. 609-613.
Giltay, E. J., y Gooren, L.J.G. (2009). Los posibles efectos secundarios del tratamiento de privación de andrógenos en los delincuentes sexuales. Diario de la Academia Americana de Psiquiatría y la Ley, 37 (1), 53- 58.
Hanson, R.K. Y Harris, A.J.R. (2000). ¿Dónde debemos intervenir? Predictores dinámicos de reincidencia delito sexual. Justicia Penal y Comportamiento, 27, 6-35.
Kafka, M.P., y Hennen, J. (2002). Un estudio de la comorbilidad del eje I del DSM IV de los hombres (n¼120) con parafilias y trastornos relacionados con parafilia. Abuso sexual: Un diario de la investigación y tratamiento. 14. 349 a 366.
Kafka, M. P., y Prentky, R. A. (1994). Observaciones preliminares del DSM III-R del eje I comorbilidad en los hombres con parafilias y trastornos relacionados con parafilia. Journal of Clinical Psychiatry. 55. 481 a 487.
Kafka, M. P., y Prentky, R. A. (1998). Trastorno de hiperactividad y déficit de atención en los varones con parafilias y trastornos relacionados con parafilia-: un estudio de la comorbilidad. Journal of Clinical Psychiatry. 1998; 59: 388 hasta 396.
Kraus, C., Strohm, K., Hill, A., et al. (2007). Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) en el tratamiento de la parafilia: un estudio retrospectivo [en alemán]. Fortschr Neurol Psychiat. 75. trescientas cincuenta y uno-trescientos cincuenta y seis.
Losel, M, Y Schmucker, M. (2005). La eficacia del tratamiento para delincuentes sexuales: un meta-análisis exhaustivo. Journal of Experimental Criminología. 1. 117-146.
Maletzky, B.M. (1991). El uso de acetato de medroxiprogesterona para ayudar en el tratamiento de los delincuentes sexuales. Anales de Investigación Sexual. 4. 117-129.
Maletzky, BM, Tolan, A., y McFarland, B. (2006). El programa Oregon Depo-Provera: un niño de cinco años de seguimiento. Abuso sexual: Un diario de la investigación y tratamiento. 18. 303 a 316.
McConaghy, N., Blaszczynski, A., y Kidson, W. (1988). El tratamiento de los delincuentes sexuales con desensibilización y / o medroxiprogesterona imaginal. Acta Psychiatrica Scandinavica. 77. 199-206.
McGrath, RJ, Cummings, GF, Burchard, BL, Zeoli, S., y Ellerby, L. (2010). Las prácticas actuales y las nuevas tendencias en la gestión de abusador sexual: La Encuesta de América del Norte más segura Sociedad 2009. Brandon, VT: Safer Sociedad Foundation Inc.
Raymond, N., Grant, JE, Kim, SW, y Coleman, E. (2002). El tratamiento de la conducta sexual compulsiva con naltrexona y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina: dos estudios de caso.
International Journal of Psychopharmacology. 17. 201 a 205.
Ryback, R.S. (2004). La naltrexona en el tratamiento de los delincuentes sexuales adolescentes. Journal of Clinical Psychiatry. 65. 982-986.
Sandyk, R. (1988). La naltrexona suprime el comportamiento sexual anormal en el síndrome de Tourette. International Journal of Neuroscience. 43. 107-110.

[i] Esta hoja informativa sólo se refiere a las cuestiones relacionadas con el uso de intervenciones farmacológicas con los delincuentes sexuales adultos. Las intervenciones efectivas y mejores prácticas para los adolescentes se abordarán en próximas publicaciones de ATSA (véase, por ejemplo, el documento de política titulado, adolescentes que han cometido Sexualmente Comportamiento Abusivo: Políticas efectivas y prácticas, y las Guías de Práctica para Adolescentes). Los proveedores de tratamiento deben tener precaución si se considera el uso de tratamientos hormonales o incluso no hormonales con los adolescentes que han cometido delitos sexuales. Estos individuos pueden ser más susceptibles a los efectos secundarios de estos medicamentos, y debido al desarrollo de la fisiología puede responder a estas intervenciones de una manera más impredecible y idiosincrásico.

 

FUENTE

EL PAIS

En términos generales, la denominada «castración química» consiste en el tratamiento del delincuente sexual mediante una serie defármacos que buscan reducir los niveles de testosterona en el hombre. Uno de los fármacos más empleados para este aspecto es laDepo-Provera,

FUENTE

¿En qué consiste la castración química? – Muy Interesante

¿Qué es la castración química y cómo funciona?

Apoyo a La Castracion Quimica Para Violadores Y Pedofilos

Métodos de castración química

La castración química ¿Una alternativa ética?