La invisibilidad de la endometriosis

ADAEC denuncia que el Foro Beijing+15 deja fuera la salud de las mujeres

Sociedad, Salud y género, Madrid, Martes 9 de febrero de 2010, por Elena Duque

Enviar por email Versión imprimir Guardar en PDF

 

Madrid, 9 feb (10). AmecoPress. Se habló de empoderar a las mujeres, de objetivos económicos y empresariales, de violencia de género. Pero la salud ocupó muy poquito espacio en el Foro de Beijing+15 celebrado en Cádiz la semana pasada. MªAntonia Pacheco estuvo allí como representante de ADAEC y trató de plantear en distintas mesas la necesidad de abordar un tema que afecta, según estima la asociación, a 14 millones de mujeres en la Unión Europea: la enfermedad de la endometriosis, cuyos efectos y desconocimiento conducen a la discriminación de quienes la padecen.

 

En ADAEC (Asociación de Afectadas de Endometriosis de Cádiz) sabían ya lo que iba a ocurrir en el Foro, e iban preparadas. Pacheco llevaba las preguntas en la cabeza. Y a la primera oportunidad, la formuló. “¿Me pueden decir que medidas tienen previstas en relación a la endometriosis?”. Tal y como ella relata, nadie le supo contestar. Porque esta enfermedad es la gran desconocida, precisamente por que no se habla de ella.

 

La endometriosis puede padecerla cualquier mujer en edad fértil, y que se prolongue incluso más allá de la menopausia. No está clara la causa. Se produce un crecimiento excesivo del tejido del endometrio, apareciendo bultos que se acumulan alrededor del útero, en el abdomen y en la región lumbar. Estos tejidos provocan dolor, además de que se relacionan con diferentes problemas como los sangrados intensos durante la menstruación o trastornos intestinales. Además va asociada a la infertilidad, dependiendo de la gravedad. No tiene cura, aunque se trata hormonalmente para paliar sus efectos, e incluso se puede intervenir quirúrgicamente para extirpar los bultos. La mayor dificultar de su tratamiento reside en que tanto los efectos como los paliativos dependen de cada caso.

 

Pacheco fue al foro cargada de material para dar a conocer la enfermedad a las personas asistentes y así crear ese espacio del que parecían haberse olvidado. Además, siguió participando en los turnos de preguntas. “Solo se habla de violencia de genero y hay mas tipos de violencia que se puede ejercer sobre una mujer. (…) Violencia es que se castren a mujeres y niñas en Europa quitándoles sus órganos reproductores en cada intervención a edades muy tempranas por no haber concienciación ni investigación”, afirmó.

 

Y continuó describiendo cómo se trata a las pacientes con tratamientos de cáncer de próstata de los que aún no se sabe a ciencia cierta los efectos secundarios; que la infertilidad de las mujeres que sufren la enfermedad ronda el 45 por ciento; que las afectadas no pueden disfrutar de su sexualidad plena porque sufren el dolor. “Tenemos que poder levantarnos de la cama, no sufrir despidos tras despido por una enfermedad ignorada, vivir sin dolor”, señala en su blog.

 

 

Fotos: archivo AmecoPress