Noticias Actualidad Local de Cadiz Información

 

El ginecólogo ha asumido el encargo de la dirección del hospital de abrir en breve una consulta propia para la endometriosis.

José García
El ginecólogo José Luis Bartha ya trabaja a todo gas para que la consulta especializada en el tratamiento de la endometriosis que se piensa abrir en el Hospital Puerta del Marse convierta en una realidad de la forma más inminente posible. Y en la unidad de reproducción asistida y medicina fetal, donde se ubicará físicamente la consulta, ya ha empezado el flujo de comunicación.
El especialista se ve obligado antes que nada a aclarar lo que considera un malentendido con la asociación de mujeres afectadas por este mal en la provincia, que manifestaron su decepción porque el equipo multidisciplinar se hubiera quedado en una simple conducta. “Habrá más médicos implicados en la consulta. Acepté la invitación de la dirección del hospital de organizar esta consulta porque me parecía interesante, entre otros aspectos, el involucrar a más profesionales, como psicólogos y los asistentes sociales. Pero una cosa era implicarlo y otra muy diferente que estén físicamente en la unidad”, apuntó el ginecólogo.
Se trata, pues, de coordinar especialistas en distintas disciplinas: “Unas mujeres pueden requerir asistencia psicológica, otras tendrán síntomas urinarios y necesitarán cita con el urólogo, otras querrán quedarse embarazadas y necesitarán venir aquí, a reproducción…”. Así la idea es que desde la nueva unidad de endometriosis se dirija a las pacientes, mediante los circuitos adecuados, sin tener que volver al médico de familia para pedir cita con el especialista, a los departamentos que sea necesario. “Ello se hará involucrando a profesionales concretos de los diferentes servicios, aunque a tiempo parcial”, prosiguió el facultativo.

Fuera de lugar
La endometriosis se define por los implantes fuera de la cavidad uterina de ese revestimiento interior del útero que es el endometrio. Su diagnosis constituye el principal problema, porque generalmente se dilata bastante en el tiempo.
“La característica de la endometriosis es la dilatación en el tiempo de su diagnóstico y tratamiento. Es una enfermedad muy problemática. A veces se acude por síntomas inespecíficos, porque duele, u ocasiona molestias con las relaciones sexuales, o sensación de hinchazón, o regla tortuosa”, continúa Bartha. El problema prosigue porque la mayoría de las técnicas diagnósticas no resuelven el problema.
“Si la mujer tiene la suerte, entre comillas, de que cuando le hacen la ecografía aparece un quiste endometriósico muy grande, el diagnóstico se hace con facilidad y se demora muy poco, lo mismo que el tratamiento”, apunta el ginecólogo.
Sin embargo, si se trata de pequeños focos de implantes por la pelvis que no se ven en una ecografía normal, lo habitual es que transcurra un tiempo sin que se detecte.
Así, ante la presencia de determinados síntomas, se dispone primeramente de los datos de la exploración física. Si es muy evidente, como se viene explicando, se puede detectar un quiste, útero en retroversión o doloroso a la palpación… Otras veces se puede requerir una analítica. De hecho, ya existen algunos marcadores como el CA 125, u otros que se están ensayando. Otras posibilidades son las técnicas de ultrasonido, resonancia magnética, imagen. Y finalmente, está la opción de la laparoscopia.
El tratamiento no reviste menor complejidad. Se extiende desde “no hacer absolutamente nada, porque un cincuenta por ciento de las mujeres endometriósicas no presentan ningún síntoma, ni están buscando quedarse embarazadas”. Otro síntoma menor podría ser la regla abundante.
La endometriosis es, en definición de José Luis Bartha, impredecible. No se sabe por qué se produce, no se sabe como diagnosticarla en los estados iniciales y, a veces, tampoco se sabe como se trata.
El otro cincuenta por ciento de las afectadas acude a consulta médica por dolor o esterilidad. El tratamiento se extiende,pues, desde los analgésicos clásicos, normalmente antiinflamatorio no esteroideos, hasta la intervención quirúrgica de los focos endometriósicos, que hace normalmente por laparoscopia. La infertilidad, por su parte, se trata solventar con la inseminación artificial o la fecundación in vitro. Cuando las lesiones son grandes, por encima de cuatro centímetros, está indicado el tratamiento quirúrgico.
Luego existe un tratamiento general se basan en la supresión de la ovulación y la creación de un ambiente hormonal muy parecido al de la menopausia, lo que se consigue con diferentes medicamentos.
Un aspecto muy controvertido para las mujeres es la histerectomía. Con todo, José Luis Bartha que el útero es el órgano que se extirpa en una mujer endometriósica una vez se han satisfecho los deseos reproductores. El endometrio puede extenderse también por las trompas, ovarios, vejiga, ligamentos, recto, y en este caso se intenta eliminar todos los focos endometriósicos respetando los tejidos sanos.
En cuanto a los aspectos epidemiológicos, la endometriosis afecta a entre un cinco y un diez por ciento de las mujeres, aunque en la mitad de los casos es asintomática.