Algunos datos sugieren que el uso de análogos de GnRH se asocia con un incremento de riesgo de depresión, la cual puede ser grave. Se actualizarán las fichas técnicas y prospectos de estos medicamentos en Europa.

Tras el informe de un estudio en Japón en el que describían casos de depresión, incluyendo suicidio, en mujeres con endometriosis tratadas con análogos de GnRH1, el titular de la autorización de comercialización de leuprorelina llevó a cabo un estudio epidemiológico con la base de datos GPRD (General Practitioner Research Database). Este estudio mostró un incremento de riesgo de nuevos casos de depresión en pacientes de endometriosis y cáncer de próstata y un incremento de riesgo de comportamiento suicida en pacientes de cáncer de próstata tratados con análogos de GnRH.

Por este motivo, las agencias de medicamentos nacionales de la Unión Europea decidieron evaluar detalladamente la nueva evidencia disponible a este respecto, teniendo en cuenta el riesgo de este tipo de alteraciones en los pacientes con cáncer de próstata u otras alteraciones que constituyen las indicaciones de los análogos de GnRH. Por otra parte, es conocido que los pacientes de cáncer de próstata tratados con análogos de GnRH tienen mayor riesgo de desarrollar depresión o de empeoramiento de una depresión preexistente. Además, también existe un riesgo potencial de cambios de comportamiento y depresión en mujeres tratadas con análogos de GnRH para condiciones no neoplásicas hormono-dependientes.

Los principios activos incluidos en esta revisión han sido: buserelina, goserelina, histrelina, leuprorelina, nafarelina y triptorelina.

Los datos evaluados en esta revisión son los procedentes del estudio llevado a cabo con la base de datos GPRD y los de una evaluación previa de la seguridad de leuprorelina basada en datos publicados2-11, así como los procedentes de notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas.

Los resultados del estudio realizado con la base de datos GPRD mostraron una tasa de nuevos casos de depresión de 1 a 10 casos por 100 pacientes-año en hombres y mujeres tratados con análogos de GnRH.

En las pacientes con endometriosis tratadas con análogos de GnRH se observó un incremento de riesgo de aproximadamente el 50% (RR 1,46; IC 95%: 1,12-1,89), aunque el riesgo observado se solapa con el obtenido en pacientes no expuestas (RR 1,38; IC 95%: 1,29-1,48).

En este mismo estudio, para los pacientes con cáncer de próstata se obtuvo un RR de nuevos casos de depresión de 1,97 (IC 95%: 1,86-2,10), superior al incremento de riesgo asociado al cáncer de próstata en sí mismo (RR 1,45; IC 95%: 1,35-1,55). Se observó un incremento de riesgo de comportamiento suicida en estos pacientes tratados con análogos de GnRH, aunque el número reducido de casos y el carácter retrospectivo y observacional de este estudio, hacen que estos resultados deban interpretarse con cautela.

La revisión de los artículos publicados2-12 y de los casos procedentes de notificación espontánea muestran que la depresión y los cambios de comportamiento son riesgos conocidos relacionados con la reducción de los niveles de estrógenos/testosterona durante el tratamiento con análogos de GnRH.

La conclusión de esta revisión ha sido que el riesgo de depresión y cambios de comportamiento debe incluirse de forma consistente en las fichas técnicas de estos medicamentos. Las fichas técnicas y prospectos se actualizarán para incluir advertencias sobre el riesgo de depresión, que puede ser grave, así como sobre la necesidad de informar al paciente y establecer el tratamiento oportuno en caso necesario. Los cambios de comportamiento y depresión se incluirán en la sección de reacciones adversas.

Referencias:

  • Japan Endometriosis Association publishes third national study. April 2007; available under: http://endometriosis.org/news/support-awareness/japan-endometriosis-association-announces-significantly-adverse-effects-of-gnrh-use/
  • Cherrier MM, Aubin S, Higano CS. Cognitive and mood changes in men undergoing intermittent combined androgen blockade for non-metastatic prostate cancer. Psychooncology. 2009; 18: 237-247.
  • Shahinian VB, Kuo YF, Freeman JL, Goodwin JS. Risk of the “androgen deprivation syndrome” in men receiving androgen deprivation for prostate cancer. Arch Intern Med. 2006; 166: 465-471.
  • Schmidt PJ, Berlin KL, Danaceau MA, Neeren A, Haq NA, Roca CA, Rubinow DR. The effects of pharmacologically induced hypogonadism on mood in healthy men. Arch Gen Psychiatry. 2004; 61: 997-1004.
  • Rosenblatt DE, Mellow A. Depression during hormonal treatment of prostate cancer. J Am Board Fam Pract. 1995; 8: 317-320.
  • Sepulcri Rde P, do Amaral VF. Depressive symptoms, anxiety, and quality of life in women with pelvic endometriosis. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2009; 142: 53-56.
  • Steingold KA, Cedars M, Lu JK, Randle D, Judd HL, Meldrum DR. Treatment of endometriosis with a long-acting gonadotropin-releasing hormone agonist. Obstet Gynecol. 1987; 69: 403-411.
  • Warnock JK, Bundren JC. Anxiety and mood disorders associated with gonadotropin-releasing hormone agonist therapy. Psychopharmacol Bull. 1997; 33: 311-316.
  • Bloch M, Azem F, Aharonov I, Ben Avi I, Yagil Y, Schreiber S, Amit A, Weizman A. GnRH-agonist induced depressive and anxiety symptoms during in vitro fertilization-embryo transfer cycles. Fertil Steril. 2011; 95: 307-309.
  • Friedman AJ, Hoffman DI, Comite F, Browneller RW, Miller JD. Treatment of leiomyomata uteri with leuprolide acetate depot: a double-blind, placebo-controlled, multicenter study. The Leuprolide Study Group. Obstet Gynecol. 1991; 77: 720-725.
  • Toren P, Dor J, Mester R, Mozes T, Blumensohn R, Rehavi M, Weizman A. Depression in women treated with a gonadotropin-releasing hormone agonist. Biol Psychiatry. 1996; 39: 378-82.

FUENTE

FIJAROS BIEN QUE EN JAPON SABIAN ESTOS DATOS DESDE 2007 Y QUE LLEGA A ESPAÑA EN 2014.

LA SUERTE DE LAS MUJERES JAPONESAS, SU PAIS MIRAN POR ELLA, EN ESPAÑA NO.

Endometriosis Association de Japón publica tercer estudio nacional

04 2007

La Asociación de Endometriosis japonesa ha anunciado los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de la endometriosis que muestran efectos emocionales negativos de la GnRH análogos cuando se utiliza en la endometriosis

Logo from JEMALa Asociación Japonesa de la endometriosis (JEMA), fundada en 1994, lleva a cabo una encuesta nacional de la endometriosis, cada cinco años.

Sus datos de 2006 (n = 668) muestra que el 28% de los encuestados sufren depresión durante el uso de GnRH-a, con el 16% que tiene pensamientos suicidas, y el 2% en realidad un intento de suicidio.

JEMA menudo ha tenido reuniones con e hizo peticiones al Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar (MHLW) en los últimos años, y ha fortalecido sus vínculos políticos. Se ha pedido reiteradamente que el aumento del uso del tratamiento médico estándar global en Japón, incluyendo la píldora de baja dosis de anticonceptivos, la promoción de la cirugía laparoscópica para el diagnóstico, y una reducción en el uso empírico de GnRH-a causa de los efectos secundarios reportados anteriormente .

La píldora anticonceptiva de baja dosis no fue aprobada hasta septiembre de 1999 en Japón. Sin embargo, su uso no se ha extendido debido MDs dude en recetar píldoras sin cobertura de seguro, y con la falta de conocimientos y experiencias que no recomendaría a los pacientes. Y así, desde el otoño de 2002, JEMA ha estado involucrado en el proyecto para el que solicita la cobertura de seguro de salud para la endometriosis.

Más recientemente JEMA ha traducido la Directriz ESHRE para el diagnóstico y tratamiento de la endometriosis en japonés. La guía se revisa anualmente, por un panel internacional de expertos, de acuerdo con principios basados ​​en la evidencia.

JEMA ha estado educando a las mujeres con endometriosis y trabajar con profesionales de la salud en Japón durante los últimos 13 años. Publica una revista electrónico boletín semestral y semi-mensual.

Masumi Inui, Representante Ejecutivo del JEMA, es un autor de libros sobre la endometriosis y el escritor / editor de publicaciones JEMA, y ella es un orador invitado ocasional de reuniones médicas o programas de televisión como un especialista reconocido de la endometriosis.

FUENTE